Curia Generalis Ordinis Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 2:19 PM CEST, Mar 29, 2017

Museo Franciscano

Datos históricos

El núcleo principal del Museo Franciscano se ha constituido gracias al P. Louis-Antoine de Porrentruy (Francia) que recogió material iconográfico para la ilustración del volumen sobre san Francisco, que sería publicado por el editor Plon de París al final del 1884, con el título Saint François d'Assise. Con el material recogido para el volumen, sólo utilizado en parte, y aumentado continuamente, Louis-Antoine organizó en 1885, en el convento de Marsella (Francia), un Museo Franciscano. Fue inaugurado en octubre de 1889 por el ministro general Bernardo de Andermatt.

Al año siguiente se hizo indispensable ampliar el museo con otra sala más grande, ya que era mucho el material que llegaba. En 1896 se abrió, por consiguiente, una tercera gran sala.

Para la defensa y protección del Museo el fundador había intentado y obtuvo de la Santa Sede el Breve Apostólico Minime nos latet, firmado por el propio León XIII. En él se prohibía bajo pena de excomunión el "quitar, enajenar, cambiar, vender o incluso simplemente trasladar a cualquier otra parte cualquier cosa del susodicho Museo Franciscano de Marsella".

Sin embargo, durante los años 1903-1904 se hizo necesario el desalojo clandestino de los objetos más importantes para la historia artística franciscana. Efectivamente, en atención a la ley masónica de julio de 1901, se vendieron en pública subasta todos los objetos que se encontraban en el Museo Franciscano. Hacia finales del 1912 el Museo vuelve a abrirse en Roma, con los objetos salvados por el P. Louis-Antoine, en la Curia general de via Boncompagni, para ser trasladados más tarde ,en 1927, al Instituto Histórico de Asís, e inaugurado solemnemente el 29 de noviembre de 1929. Desde este momento en adelante el museo correrá la suerte del Instituto Histórico.

Características del Museo Franciscano

El Museo Franciscano no es un museo artístico, histórico o arqueológico, aun cuando contenga muchos objetos de alta cualidad artística y de gran valor histórico. Se sitúa dentro de la categoría de los museos especializados. A través de los objetos expuestos en sus salas, el Museo ilustra la historia de la Orden franciscana.

Aunque la idea de este museo haya nacido por el interés de un fraile capuchino, el fundador no ha limitado su búsqueda sólo a las cosas de la propia familia. Ha extendido su interés a toda la Orden franciscana entera, a sus personajes más conocidos por su fama de santidad, de cultura o de interés social. Además de a las distintas familias y reformas nacidas dentro de la Orden, como conventuales, frailes menores, capuchinos, observantes, recoletos, reformados y otros. En la medida de lo posible, ha incluido el franciscanismo de todas las naciones, incluso de aquellas donde los franciscanos fueron como misioneros.

Una característica particular del museo consiste en el hecho que documenta el arte y la cultura franciscana a través de los siglos, es decir de 1200 hasta el siglo XX.

El Museo Franciscano, que con decreto ministerial del 15 de septiembre de 1965, ha sido inscrito entre los museos no estatales (Museo menor, diocesano o religioso, Nº 246), está abierto al público solamente mediante previa solicitud.

Más información

Contacto

Modificado por última vez el Miércoles, 17 Diciembre 2014 11:45