Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum 2

Log in
updated 3:28 PM UTC, Jan 23, 2023

Celebración eucarística por todos los hermanos difuntos

Con gratitud, afecto y oración, algunos hermanos de la Curia General fueron a celebrar la Misa al Cementerio de San Lorenzo al Verano el 2 de noviembre, junto al panteón de la Curia General. Fr. Michele Mottura, guardián, presidió la Misa y los hermanos oraron juntos por las almas de los difuntos. En su inspirada homilía, fr. Michele compartió las siguientes reflexiones:

Hoy es un día de memoria del pasado, un día para recordar a aquellos que caminaron antes que nosotros, que también nos acompañaron, nos han dado la vida. Recordar, hacer memoria. La memoria es aquello que hace fuerte a un pueblo, porque se siente radicado en un camino, radicado en una historia, radicado en un proyecto. La memoria nos hace entender que no estamos solos, somos una comunidad, una Iglesia: un pueblo que tiene historia, que tiene pasado, que tiene vida; memoria de tantos que han compartido con nosotros un camino, y no aquí (muestra las tumbas de alrededor). No es fácil hacer memoria.

Hacer memoria: bíblicamente es siempre entrelazar, como un tejido las obras de Dios – su misericordia – calada en nuestra vida; no es recordar inmediatamente las cosas hechas por cada hombre, sino las hechas por Dios en la historia, en la vida del hombre. Hacer memoria de la obra de Dios en aquellos que nos precedieron, en la Orden, en la Iglesia, en nuestra familia. Hacer memoria de las obras de Dios en la propia vida. Cuando pensamos en nuestros seres queridos, ahora difuntos, hacemos memoria de lo que ellos hicieron: la Palabra de Dios nos invita a hacer memoria de lo que han recibido de Dios mismo, y, luego, como lo han hecho fructificar. Hacer memoria, como comunión con aquellos que nos han precedido. La comunión de los santos, la comunidad eclesial que tiene muchos rostros: el rostro terreno y el rostro celeste, de la vida eterna.

Hacer memoria como lugar del cual surge la esperanza: en la biblia, junto al hacer memoria, siempre hay alguna llamada que relanza la vida hacia el futuro. Para nosotros es relanzar la confianza y la fe en la resurrección, el gran desarrollo de la memoria. Queda una pregunta: la visita al cementerio, la memoria de los difuntos, ¿qué esperanza reaviva en nosotros? No una esperanza abstracta, sino una esperanza existencial, hacia la cual confluye nuestro vivir: Cristo Resucitado.

Modificado por última vez el Viernes, 11 Noviembre 2022 09:12