Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 1:40 PM CEST, Jun 18, 2019

Venerable Damián de Bozzano, sacerdote capuchino

Bozzano El pasado 26 de marzo de 2019 los Cardenales y los Obispos durante la Sesión Ordinaria de la Congregación para las Causas de los Santos, reconocieron que el Siervos de Dios Damián de Bozzano (1898-1997) vivió de manera heroica las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad), cardinales (fortaleza, justicia, prudencia y templanza) y las de su estado de vida consagrada (pobreza, castidad y obediencia).

El 8 de abril de 2019 el Santo Padre Francisco autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el correspondiente Decreto super virtutibus. Ahora para su beatificación es necesario presentar un hecho extraordinario/milagroso por intercesión del Venerable Siervo de Dios.

El Siervo de Dios nació en Massarosa, pueblo perteneciente al Municipio de Bozzano (Lucca), el sábado 5 de noviembre de 1898 de Fidel y María Giannotti. Al día siguiente fue bautizado y le fue dado el nombre de Pío. Recibió la primera formación cultural y religiosa en su pueblo natal. El lunes 15 de junio de 1908 Benedetto Giannelli, Obispo de Lucca, le administra el sacramento de la confirmación.

Desde pequeño el Siervo de Dios manifestó el deseo de entrar en la vida religiosa. En 1910 entró en Seminario Seráfico de los Hermanos Menores Capuchinos en Camigliano di Capannori (Lucca), para realizar los estudios secundarios y, al mismo tiempo, reflexionar y dar una orientación a su propia vida.

En mayo de 1914 pide entrar en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Recibiendo el hábito religioso y el nuevo nombre, fr. Damián, en el convento de Villa Basilica (Lucca) el 11 de julio de 1914 comenzó el Noviciado, que concluyó el 11 de julio de 1915 con la Profesión de los votos temporales. En 1917 fue llamado a las armas como soldado del Regio Ejército Italiano. Sobre el monte Grappa sufrió el congelamiento de las piernas. Dado de baja en el ejército, el 20 de septiembre de 1921 fue enviado a Roma, al Colegio Internacional San Lorenzo de Brindisi, entonces ubicado en Via Sicilia, para completar sus estudios. Aquí, el 30 de octubre de 1921, emitió la Profesión de los votos perpetuos. Inscripto en la Universidad Gregoriana consiguió el doctorado en Teología Dogmática, Filosofía y Derecho Canónico.

El 5 de agosto de 1923, en la Iglesia de San Lorenzo de Brindisi, junto al Colegio de Via Sicilia en Roma, por imposición de las manos y la oración del Cardenal Vicario, S. Em. Basilio Pompili, recibió la Ordenación sacerdotal.

Vuelto a la Provincia el 10 de julio de 1925, la obediencia lo destinó a la Fraternidad de Villa Basilica (Lucca), en calidad de vice maestro de novicios y profesor en el seminario diocesano de Lucca. Luego del Capítulo Provincial de 1928 fue destinado al convento de Massa, como Director de los jóvenes hermanos en formación y docente del estudiantado capuchino.

En 1931 partió a la misión de Pernambuco, en el Nordeste del Brasil. Luego del normal período de adaptación que le permitió conocer la realidad socio-religiosa del lugar, inició su obra apostólica y misionera a través de tres líneas directrices: la predicación de Misiones Populares, la celebración del Sacramento de la Reconciliación y la Dirección Espiritual.

Frei Damião, como ahora lo llamarán todos, del 25 al 30 de septiembre de 1931 predicará su primera misión en Riacho do Mel en el Estado de Pernambuco. Desde ese día y por más de sesenta años, como verdadero discípulo de Cristo y como auténtico hijo de Francisco de Asís, recorrerá los Estados de Alagoas, Pernambuco, Paraiba y Rio Grande do Norte y en parte también los de Ceará y Sergipe, entrando en el corazón del pueblo de Dios.

En cada misión popular una enorme multitud lo seguía y escuchaba, recurriendo a él para reconciliarse con Dios y dar un paso de conversión. Siempre disponible pasaba hora y horas en el confesionario. Casi todas las ciudades por él tocadas por su predicación le concedieron la Ciudadanía honoraria.

Los últimos años de su vida estuvieron marcados por 19 hospitalizaciones hasta la última el 6 de mayo de 1997. Hospitalizado por una grave enfermedad respiratoria en el Real Hospital Portugués de Recife, entregó su alma a Dios por insuficiencia cardiorrespiratoria el 31 de mayo de 1997.

Una interminable fila de gente pasó delante del cuerpo del Siervo de Dios expuesto durante tres días en la Basílica de Nuestra Señora de la Peña de Recife. Los funerales celebrados en la misma Basílica a las 7 de la mañana fueron acompañados por religiosos y a las 10:30 se celebraron en el Campo Deportivo de Arruda en Recife, con la participación una inmensa multitud conmovida.

Descargar - DECRETUM SUPER VIRTUTIBUS

Descargar - DECRETUM SUPER VIRTUTIBUS

Bozzano

Modificado por última vez el Lunes, 27 Mayo 2019 17:21