Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 12:15 PM CEST, Sep 19, 2018

Diálogo con Fra Mauro Jöhri al final de su mandato

Nos encontramos con el Hermano Ministro general saliente y le hicimos algunas preguntas sobre los doce años (2006-2018) transcurridos al frente de la Orden de los Frailes Capuchinos. En el siguiente video puedes escuchar sus respuestas, sus impresiones y evaluaciones sobre el estado de la Orden, y finalmente comprender su estado de ánimo cuando está por confiar la guía de sus hermanos a su sucesor.

Mira la entrevista en el video - https://youtu.be/jt_9DSQGT40

 

Paweł: Paz y todo bien. Estamos aquí en Roma en la Curia General de los Frailes Menores Capuchinos. Hay unos 10.140 frailes capuchinos en todo el mundo. Alguien que ha llegado a conocer esta gran realidad muy bien durante sus últimos 12 años de servicio es el Ministro general, Fr. Mauro Jöhri. El hno. Mauro fue inicialmente elegido en 2006 y reelegido en 2012. En primer lugar, saludos de paz y bien, hno. Mauro.

Mauro: Paz y bien con mi entrevistador y saludos cordiales a todos los hermanos que nos están siguiendo y que escucharán esto y seguirán los próximos eventos.

Paweł: El Capítulo general comenzará pronto. Volvamos al 2006, a cuando fuiste elegido por primera vez como Ministro general de la Orden. Fr. Mauro, antes de ser elegido Ministro ¿cuál fue su ministerio? en la provincia?

Mauro: En ese momento, yo era el Ministro provincial. Había sido nominado 6 meses antes, cuando el anterior Ministro provincial de Suiza, Thomas Egger, tuvo que dimitir por razones de salud. John Corriveau, que era Ministro general en ese momento, llamó para decirme que me había nombrado Ministro provincial, y como Ministro provincial participé en el Capítulo general, cuando me quedé "atrapado" en Roma.

Paweł: ¿Qué significa ser el Ministro general? ¿Cómo es esto?

Mauro: Creo que la palabra "ministro" lo dice bien. Se trata de un servicio Es un servicio que, sin duda, es muy exigente porque, por un lado, eres el representante, el sucesor de San Francisco, y esto es algo casi imposible. Por otro lado, eres un hermano, un hermano mayor, por así decirlo, que camina junto a los hermanos y que está involucrado en muchas situaciones en la Orden. Uno que está presente donde hay crecimiento, así como donde hay disminución. A veces debes animar. A veces hay que fomentar un cierto nivel de espiritualidad, y un elevado, y generoso nivel de compromiso pastoral. Yo diría que es un servicio bastante complejo, pero también un servicio fundamentalmente hermoso.

Paweł: En los últimos 12 años, ¿cuál fue tu experiencia más interesante?

Mauro: No basta con hablar de una porque ciertamente ha habido muchas. Pero si tuviera que resumirlas en una sola, yo diría que fue cuando conocí a frailes que trabajaban bien juntos, que también rezaban y vivían juntos. Es decir, fue el hecho de tener una vida integrada, de ser capaz de relacionarse con la gente e ir de verdad donde nadie más quiere ir. Para aceptar el riesgo y asumir la tarea de hacer algo que requiere más de lo que crees que eres capaz de hacer y para nutrir esto darse a sí mismo en la oración y en la vida fraterna. He visto muchos ejemplos de esto, y fueron seguramente las más bellas experiencias. Ver un fraile que tiene éxito, pero no en el sentido que todas sus necesidades fueron satisfechas, sino que las necesidades de nuestro carisma fueron satisfechas.

Paweł: ¿Puedes darnos un ejemplo?

Mauro: El mejor ejemplo para mí fue cuando estaba en Islandia, y vi cómo nuestros hermanos eslovacos están trabajando con inmigrantes, y cómo asumieron la responsabilidad de una parroquia que se extiende más de 700 kilómetros con 700 católicos. Cuando vi lo cerca que estaban de estos trabajadores, especialmente de los polacos que fueron a esa isla y están trabajando y haciendo sacrificios por sus familias. Otra experiencia maravillosa fue mi visita a Cabo Verde, donde fr. Silvio, después de trabajar pacientemente, ha conseguido reconciliar a un área de la ciudad donde había habido muchos asesinatos. A menudo he experimentado muchas otras situaciones como estas.

Paweł: ¿Cómo ha cambiado tu visión de la Orden Después de estos 12 años?

Mauro: Sin lugar duda, lo más difícil que enfrenté fue el reconocimiento de que incluso entre nosotros había hermanos que habían abusado de menores, y tuve que actuar frente a estas situaciones. Tener que llevar a cabo investigaciones para descubrir la verdad. Esforzarse por fomentar la protección de los menores, para promover la conciencia de que los niños no deberían ser dañados, no sólo en un sentido físico, sino también en la forma en que los juzgamos, tratando de crear un clima que permita a los niños crecer de una manera saludable, y en la cual sean profundamente respetados. Ciertamente, hubo otras situaciones cuando los frailes se enfrentaron a los frailes, especialmente en público, eran momentos muy poco agradables, pero que necesitaban ser afrontados. ¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades a nivel mundial de la Orden Capuchina? En primer lugar, más que ser cambiada, desde mi punto de vista se ha visto ampliada enormemente. Tuve la oportunidad para ir a casi todos lados y visitar casi todas las circunscripciones de la Orden con la excepción de algunos de las más pequeñas. He podido conocer, por lo tanto, toda la Orden. También me di cuenta en qué medida se afectada la Orden por cultura, es decir, cómo cada país, y cada continente tiene su manera de verlas cosas. Para entrar, para tener éxito en la comprensión, para respetar y entender lo que estaban experimentando, y cómo vivían. Mi opinión sobre la Orden, por lo tanto, ha cambiado, en el sentido de que es mucho más compleja. Al mismo tiempo, creo que también puedo decir que la Orden, a pesar de estas complejidades y diversidades, está unida, y en mi opinión, este es uno de las cosas más importantes. Y en este servicio a la unidad, era muy importante para mí tener Consejeros, porque sin consejeros, hubiera sido imposible mantener lazos estrechos, para llegar, para dar a conocer - ¿cómo puedo decir? - nuestra presencia como Curia general que acompaña, que está en contacto con las situaciones. Por lo tanto, la Orden para mí hoy en día es mucho más compleja, y la conozco desde distintos puntos de vista. Veo la fragilidad de la Orden. no es el tipo de fragilidad que nos condena, sino que es asumida. En general, la Orden está sana para mí.

Paweł: ¿Cuáles han sido los momentos más difíciles para ti, los mayores desafíos?

Mauro: Ciertamente, uno de los mejores, aspectos más importantes de la Orden es nuestra cercanía a la gente, eso es, siendo hermanos del pueblo, que van a lugares difíciles, lejanos y remotos. esta cercanía a la gente, la sencillez con los que nos relacionamos. También creo que nuestra vida en fraternidad es una escuela – aunque la mayoría de las veces no somos conscientes de ello. es una escuela que nos forja y nos permite formar relaciones. Este es un aspecto muy hermoso de la Orden. Mirando en cambio las dificultades o los desafíos, en mi opinión necesitamos fortalecer la dimensión espiritual de nuestra vida. Tenemos que aumentar nuestra fidelidad a la oración mental, al momento de la oración. Realmente necesitamos crecer en nuestra capacidad para estar ante Dios y ver el mundo con sus ojos, con los ojos de compasión, con una mayor cercanía a los pobres y humildes. Este es un desafío para toda la Orden.

Paweł: ¿Qué mensaje te gustaría, como Ministro general, enviar a los frailes? Y… ¿qué deseas para el próximo Ministro general?

Mauro: A los frailes, sobre todo me gustaría decir unas palabras de agradecimiento a los que me han acogido y que me han acompañado. Sé que muchos me han asegurado que rezaban por mí, y esto fue fundamental: el apoyo de las oraciones de los frailes, su bondad, su amistad. Mi deseo para los frailes es que cada uno de ellos pueda descubrir la belleza del carisma que Francisco nos dejó, convirtiéndose en un seguidor de Jesús de Nazaret, de Jesucristo. No es posible separar a Francisco del Evangelio o de la persona de Jesús. Por lo tanto, descubrir la belleza del carisma y no estar satisfecho de haber llegado a un cierto punto porque nuestro camino es un camino de crecimiento. Todas las edades tienen sus desafíos y sus puntos fuertes, pero no debemos dejar de movernos. Por lo tanto, mi deseo es que continúen aprendiendo, para descubrir, para sondear, diría yo, las profundidades de nuestro carisma para vivirlo al máximo. Ese es mi deseo para los frailes. Para mi sucesor, le deseo buena salud porque los viajes y el trabajo requieren buena salud; requieren no se reserve nada. También espero que pueda mantener el equilibrio, en el sentido de no dejarse sorprender con algunas situaciones que se va a encontrar, especialmente las más difíciles. Espero que realmente que reciba el regalo del Consejo, en el sentido que tendrá un Consejo que trabaja con él , pero también el consejo del Espíritu Santo, para evaluar las cosas, para tomar decisiones que sean, en la medida de lo posible, acordes con la realidad. Desearía que cuando se encuentre en una situación difícil siempre pueda escuchar todas las versiones de la historia porque de lo contrario es muy fácil tropezarse y volverse injusto, para ir "à côté", como dicen en francés, de los hechos. Estas cosas entonces: salud, equilibrio, así como –algo que es muy difícil, pero muy importante - que aprenda a tomarse tiempo para sí mismo, tiempo para orar, pero también tiempo para descansar, tiempo para renovar su energía, quizás haciendo algo de ejercicio físico. Eso nunca duele; de hecho, yo diría que hace bien ya que el Ministro general debería ser como un guía de montaña, tiene que dar el ejemplo, hacer primero lo que pide a los demás.

Paweł: Gracias, Hno. Mauro, por esta entrevista, y gracias por tu servicio durante los últimos 12 años. Te deseamos la bendición del Señor.

Mauro: Paz y todo bien. Gracias de corazón a todos ustedes y nuestro más sincero agradecimiento especialmente a Dios, que has estado a mi lado durante todos estos años.

Fr. Mauro Jöhri - Ministro general OFMCap
Fr. Paweł Teperski – Ufficio delle Comunicazioni OFMCap

Modificado por última vez el Jueves, 30 Agosto 2018 22:12