Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 12:15 PM CEST, Aug 21, 2018

200 años de San Conrado de Parzham

Altötting (Alemania). El pasado 21 de abril se celebraba la memoria litúrgica de San Conrado de Parzham. Pero este año la fecha fue muy particular, porque eran los 200 años de su nacimiento, que fue en 1818, en Venushof de Parzham, en Baviera septentrional. En su pueblo, todavía profundamente unido a los valores cristianos, Juan Evangelista Birndorfer – así se llamaba antes de entrar en el convento – permanece hasta los 31 años. Fue en 1849 que golpeó a la puerta del convento de los Capuchinos de Altötting, donde fue recibido como postulante para comenzar su camino en la vida religiosa. En 1851 comenzó el noviciado en el convento de Laufen, donde emitió su primera profesión el 4 de octubre de 1852. Enseguida el joven fr. Conrado fue destinado al convento de Altötting para desempeñar el delicado oficio de portero, a la sombra del célebre santuario mariano de Baviera: “Se perfilaba así la posibilidad de realizar uno de sus propósitos, el undécimo, que fr. Conrado había formulado antes de su profesión religiosa: ‘Quiero empeñarme en tener siempre una entera devoción a la santísima Virgen María y esforzarme en imitar sus virtudes’.” (Carlo Calloni). Y en Altötting fr. Conrado transcurrirá el resto de su vida, yendo a la portería conventual, donde supo hacer de la portería: “el ambiente apto para su santificación y edificación de todos los que golpeaban a la puerta… un expositor de humanidad que arribaba, como a un puerto seguro, al corazón del fraile capuchino, el portero de la Providencia” (idem). Y es en Altötting donde fr. Conrado concluyó su jornada terrena el 21 de abril de 1894. Pío XI lo insertará en el árbol de los Santos el 21 de mayo de 1934.

Se comprende, por lo tanto, por qué los Capuchinos de Baviera quisieran celebrar la fiesta con particular solemnidad, invitando a los frailes de las Provincias de Europa del Norte a ir en peregrinación a Altötting, para rendir homenaje al humilde portero. Estaba presente particularmente fr. Mauro Jöhri, Ministro general de los Frailes Capuchinos, quien presidió la misa solemne el sábado por la tarde del 21 de abril, y el domingo por la mañana del 22 de abril, con la presencia de una gran muchedumbre de peregrinos.

El sábado por la mañana el obispo de Passau, Mons. Stefan Oster, consagró el nuevo altar de la iglesia dedicada a San Conrado, que fue abierta nuevamente a los fieles luego ser restaurada a fondo. Finalmente, el lunes 23 de abril, los frailes se dirigieron en peregrinación a Parzham, donde visitaron la casa natal de San Conrado, y luego, también tuvieron la oportunidad de visitar la casa natal del Papa Benedicto XVI.

Foto – fr. Marek Machudera OFMCap

Galería de fotos - Altötting, Germania, I 200 anni di San Corrado da Parzham, 2018.04.21.

Modificado por última vez el Lunes, 30 Abril 2018 06:25