Curia Generalis Ordinis Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 12:47 PM CET, Nov 17, 2017

Encuentro de “Project Managers”

Roma, octubre 2017. Todos los años, durante el mes de octubre, los “Project Managers” y la Comisión internación para la Solidaridad Económica se reúnen en la Curia general de los Frailes Menores Capuchinos en Roma para examinar los numerosos pedidos de ayuda a los misioneros, a la formación inicial y a otros proyectos.

Luego de examinar los pedidos, se hacen las recomendaciones oficiales para el Ministro general y su Consejo, a fin de que los proyectos examinados se tomen en consideración y se aprueben en el encuentro de noviembre. Por esto el trabajo, desarrollado por estos hermanos provenientes de todo el mundo, y que han madurado una experiencia y preparación para evaluar las propuestas de los proyectos recibidos, es un servicio importante para el Ministro general y su Consejo, los cuales establecerán qué pedidos podrán ser financiados en el próximo año fiscal.

A pesar de la disponibilidad de recursos que hay para la Solidaridad Económica, en los últimos años estos han disminuido. Dado que no todos los pedidos pueden ser acogidos, se tiene que establecer un orden de prioridad.

Los subsidios para la actividad misionera de la Orden y la formación inicial de los jóvenes frailes en las nuevas circunscripciones tienen la preferencia, desde el momento que la implantatio de la Orden en nuevas áreas del mundo debe ser siempre una prioridad en la Orden.

Los Project Managers y los miembros de la Comisión tienen en cuenta los recursos que ya dispone una nueva circunscripción para desarrollar su autosubsistencia basada en una economía fraterna local. A estas nuevas circunscripciones se les da un subsidio de modo que puedan sostenerse por sí mismas en el futuro.

Como segunda instancia, los Project Managers y la Comisión de Solidaridad toman en consideración de los pedidos de otros proyectos. Muchas veces estas solicitudes son para la construcción de nuevas fraternidades o de casas de formación en lugares donde la Orden aún no estaba implantada.

Otros proyectos que la Oficina de Solidaridad toma en consideración son los que pueden aportar a la generación de ingresos genuinos en una circunscripción en vías del autosustentamiento.

También fueron considerados los proyectos de ayuda a las necesidades de las Clarisas Capuchinas. En los últimos años, la Oficina de Solidaridad asimismo recibió pedidos para becas de estudio de hermanos africanos que desean estudiar ciencias de la salud o de la educación en sus propios países, de modo que puedan estar preparados para trabajar en instituciones o programas de trabajo coherentes con nuestro carisma y, al mismo tiempo, llevar a casa un salario que sirva de ingreso para la fraternidad local.

Para que una propuesta sea considerada, es necesario que la Oficina de Solidaridad Económica reciba una nota descriptiva del proyecto antes del 31 de mayo. Luego se adjunta el resto del material, es decir el formulario de pedido completo, los proyectos arquitectónicos y los planos de los edificios (en caso de tratarse de un proyecto de construcción), el presupuesto general, el detalle de gastos, la escritura de propiedad del terreno y toda la otra información que se necesite. Todo esto debe llegar a la Oficina de la Solidaridad antes del 31 de agosto. La documentación es escaneada y llevada a formato electrónico para que todo esté pronto para el estudio de los Project Managers. Todas las copias electrónicas son enviadas a los Project Managers de tal manera que las puedan estudiar antes del encuentro.

Cuando llegan a la Curia, los Project Managers evalúan cada pedido de ayuda en base a las necesidades de cada circunscripción y elaboran una propuesta para la Comisión de Solidaridad Económica teniendo en cuenta el total de ayudas que la circunscripción recibirá en el siguiente año. Se considera también por cuánto tiempo se necesitará de un subsidio, en base a la situación económica del país en particular y de la situación de la circunscripción, teniendo en cuenta el número de frailes, incluidos los que están en formación inicial.

En cada proyecto los Project Managers también toman en consideración la posibilidad de realización del mismo, su necesidad, si están todos los datos y cuánto puede aportar la circunscripción para su concreción. A partir de esto los Project Managers expresan su parecer sobre la posibilidad de que el proyecto puede recibir fondos o que el pedido necesite una reelaboración, de modo que pueda ser examinado el siguiente año.

Los miembros de la Comisión votan cada uno de los proyectos que reciben de los Project Managers y elaboran unas recomendaciones oficiales para el Consejo general.

En todos estos trabajos, los involucrados también tienen que tener en cuenta los límites de los recursos; para 2018 el Ministro general y su Consejo ya han aprobado un total de 4 millones de dólares para todas las contribuciones y proyectos. Desde el momento que el total de pedidos superaba los 7 millones de dólares, el trabajo para determinar cuáles pedidos pueden ser aprobados y lo que no es muy difícil. Por este motivo los trece frailes que forman estos dos grupos ejercitan, con responsabilidad, seriedad y como un servicio a toda la Orden, el encargo de estudiar el modo mejor de usar los recursos para expandir y ampliar nuestro carisma en todo el mundo.

El trabajo de los Project Managers y de la Comisión de Solidaridad es un trabajo de asistencia técnica al Ministro general y su Consejo. En la reunión del Consejo general de noviembre la decisión sobre cada solicitud corresponde al Ministro general y su Consejo. Concluyendo, es un deber decir una palabra de agradecimiento para estos hermanos que ponen su talento al servicio de la Orden para ayudar al Ministro general y su Consejo en este importante trabajo.

Galería de fotos

Modificado por última vez el Viernes, 10 Noviembre 2017 11:21
Más en esta categoría: « Año académico 2017-2018