Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 1:54 PM CEST, Sep 17, 2019

Maria Lorenza Longo (1463-1542) (N. Prot. 237 – Arch H 45)

Nasce in Catalogna nel 1463. Per obbedire ai genitori, appena quindicenne, si sposò con Giovanni Llonc. Rimasta paralizzata, dopo un viaggio a Loreto si sentì risnata. Trasferitasi a Napoli con il marito, a vent’anni rimase vedova con tre figli. Accompagnata spiritualmente da San Gaetano da Thiene, si diede alle opere di carità. Fece di tutto per portare i cappuccini a Napoli costruendo il convento di S. Eframo vecchio. All’età di 60 anni entrò nel monastero di S. Maria di Gerusalemme più noto come Monastero delle Trentrè da lei fondato. Qui muore il 21 dicembre 1542. La Causa fu introdotta il 4 settembre 1892. Il decreto di validità giuridica fu emesso il 9 gennaio 1899. Venerabile. Il 6 marzo 2004 si riavvia la Causa con l’Indagine suppletiva sulla fama di santità. Conclusa l’indagine suppletiva si è allestita la Positio. Il 9 maggio 2015 i Consultori storici hanno approvato la Positio e il successivo 1 settembre 2015 è stata presentata in Congregazione. Il 1 dicembre 2016 a Napoli si chiede l’Inchiesta diocesana su un presunto miracolo attribuito alla Serva di Dio. Il 14 marzo 2017 il Congrgesso dei Teologi rispondo affermativamente al dubbio circa le virtù eroiche della Serva di Dio. I Cardinali e Vescovi riuniti in Sessione Ordinaria il 26 settembre 2017 riconoscono le virtù della Serva di Dio. Il 9 ottobre 2017 il  Santo Padre il autorizza la promulgazione del Decreto super virtutibus. Venerabile. È stato presentato il Summarium del presunto miracolo in data 25 gennaio 2019.

 

Las obras realizadas por la Sierva de Dios María Lorenza Longo, aún hoy, después de 500 años dan gloria a Dios y son signo de la bondad de Dios hacia sus hijos.

Las grandes obras realizadas por ella, como el hospital de Santa María del Pueblo de los Incurables y la fundación del protomonasterio de la Orden de las Clarisas Capuchinas, dedicado a Santa María en Jerusalén, aún viven e iluminan con la belleza, la caridad, la oración y la contemplación a la Iglesia de Dios en Nápoles y en el mundo.

María Lorenza Longo, mujer catalana, nación en Lérida entorno a 1463. Se casa con Joan Llonc (Longo), valenciano, con quien tuvo tres hijos. En 1480, fue envenenada por una sierva suya durante una fiesta de baile, y quedó paralítica de las manos y los pies. En 1506, luego de un discernimiento acompañado por mucha oración, por el consejo de un eremita, acompaña a su marido a Nápoles, como regente de cancillería del Rey Fernando el Católico, que muere prematuramente en 1509.

Según su deseo, es llevada como peregrina al santuario de Loreto ¡donde se sana milagrosamente durante una celebración eucarística! A su regreso, María Lorenza decide dedicarse a los pobres y a los enfermos en el pequeño pueblo de San Nicola al Molo. En 1519 invitada por Ettore Vernazza, notario genovés y fundador de la Compañía del Divino Amor, acoge la inspiración divina de dar vida al Hospital de los Incurables en Nápoles que fue construido en 1522 en el lugar actual.

Luego de 13 años de asistencia a los enfermos, María Lorenza junto a otras amigas, bajo la dirección de San Cayetano de Thiene, aún queriendo ir como peregrina a Tierra Santa, accede al pedido del Señor de fundar un monasterio para vírgenes en Nápoles. Entre las numerosas pruebas, alentada por el Card. Andrés Mateo Palmieri, obtiene del Papa Pablo III la bula de fundación del Monasterio de Santa María en Jerusalén, “Debitum Pastoralis Officii”, bajo la regla de Santa Clara de Asís, las constituciones de Santa Coleta de Corbie y normas sobre la clausura de ellas emanadas, y así junto a 12 hermanas emitió los votos religiosos ¡dando la posibilidad a tantas jóvenes de bajos recursos de poder responder a la vocación contemplativa! El año siguiente el número fue fijado en treinta y tres, ¡número con el cual el protomonasterio de las Capuchinas es conocido hasta hoy!

En 1538 el monasterio fue confiado al cuidado de los Capuchinos con un motu proprio del Papa. Moría el 2 de septiembre de 1539. Apreciada por los papas y los obispos, como por San Carlos Borromeo, la reforma capuchina femenina se expandió por toda Italia, España, Francia hasta llegar al nuevo mundo, con fundaciones en Centro y Sudamérica.

¡Aún hoy, luego de 500 años, el hospital de Santa María del Pueblo de los Incurables continúa su actividad asistencial y la Orden de las Clarisas Capuchinas, que la reconoce como fundadora, con casi 200 monasterios en todo el mundo y cerca de 10 hermanas capuchinas que fueron reconocidas por la Iglesia como santas y beatas!