Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 1:08 PM CEST, Sep 21, 2019

Escuela Franciscana de Formación para los Formadores en África

Escuela Franciscana de Formación para los Formadores en África

Una experiencia significativa tuvo lugar en Nairobi (Kenia): durante dos semanas, casi setenta formadores, incluidos animadores y coordinadores (15 conventuales, 29 OFM, 28 capuchinos y 2 TOR) de toda África, asistieron a la segunda parte de la Escuela Franciscana de Formación para los Formadores en África (FSFFA), que tuvo lugar del lunes 24 de junio al sábado 6 de julio de 2019 en el Centro Espiritual de San José (Karen - Nairobi). Esta segunda parte del curso, llamada "Año de la profundización", exploró en profundidad varias dimensiones de la Formación Franciscana, para proporcionar a los formadores algunas herramientas útiles para el trabajo de acompañamiento de los frailes en formación.

Scuola francescana di Formazione per i Formatori in Africa

Las tres Secretarías Generales de Formación (OFM, OFMCap y OFMConv) organizaron el curso de formación y brindaron diversos aportes enriquecedores, tanto de ellos como de otros oradores cuya experiencia utilizaron. Además de los cursos de la mañana, el trabajo en grupo se llevó a cabo todas las tardes, bien organizado para alentar discusiones genuinas entre los formadores.

Además, desde una perspectiva fraterna, estos días en Nairobi se caracterizaron por interacciones profundas y significativas entre los frailes: la liturgia, las comidas juntas, las actividades recreativas comunes, así como el momento de alto valor fraternal de la visita a los barrios marginales de Deep Sea - Westlands.

Scuola francescana di Formazione per i Formatori in Africa

Finalmente, desde el punto de vista de la formación intercultural, el hecho de estar entre hermanos de diferentes países, culturas y familias franciscanas sirvió para profundizar la comprensión de diferentes perspectivas y ayudó a disipar los estereotipos negativos y los prejuicios personales sobre los diferentes grupos. La diversidad cultural ha ayudado a respetar y reconocer los nuevos conocimientos, las nuevas habilidades lingüísticas y las nuevas formas de pensar. En lugar de ser una limitación, la diversidad cultural puede hacer una contribución única y positiva al fortalecimiento de la vida comunitaria.

Al final del curso, los participantes se saludaron esperando la tercera y última parte del curso, en el próximo año 2020.

(Grazie di cuore a Fra. Cesare Vaiani Ofm per questo articolo)